Alerta en Ventanilla: niños respiran plomo, están expuestos a metales pesados y ¿qué hacen las autoridades al respecto?

Los niños de los distritos chalacos de Mi Perú y Ventanilla habitan, estudian y juegan a lado de fábricas que -cotidianamente- expulsan metales pesados y cancerígenos como plomo cadmio. Los exámenes de laboratorio realizados a los estudiantes arrojaron que están expuestos a niveles de metales pesados que superan el parámetro permitido para los seres humanos, incluso, pese a que los estándares del Ministerio de Salud en Perú son mucho más permisivos que en otros países de América Latina.

En noviembre de 2011, en la estación de colegio Arturo Padilla se encontró un promedio anual de 0.85 microgramos de plomo por metro cúbico de aire y 0.130 microgramos de cadmio por metro cúbico de aire. Ambos metales superaban el límite estándar de calidad ambiental en el aire en 70 % y 420 %, respectivamente. Este nivel de plomo siguió subiendo hasta llegar a 2.46 (392 por ciento más) en 2015, mientras que el de cadmio subió hasta 0.320 (1180 por ciento más) en 2014, según denuncia publicada en el portal de investigación Convoca.pe.

A pesar de ello, no fue hasta el 2016 cuando se realizaron exámenes de detección de plomo en Mi Perú, con el fin de conocer cuán afectados estaban los ciudadanos de este distrito. Lamentablemente, las pruebas se hicieron solamente a menores cuyas edades iban entre los 2 y 12 años de edad, dado que según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “los niños de corta edad son especialmente vulnerables a los efectos tóxicos del plomo, que puede tener consecuencias graves y permanentes en su salud, afectando en particular al desarrollo del cerebro y del sistema nervioso”.

Solo el año pasado se reportó que un menor de 3 años tenía 19.6 microgramos de plomo por decilitro de sangre, 98 % más del límite. Ello, a pesar de que según OMS el límite de este metal en niños es de 9.9 microgramos por decilitro de sangre. Eso sí, aclara que “no existe un nivel de concentración de plomo en sangre que pueda considerarse exento de riesgo”.

A pesar de estos alarmantes índices, algunas madres denuncian que no se les brinda la atención adecuada a sus hijos e incluso a algunas solo les han dado una vitamina de calcio para contrarrestar las posibles futuras consecuencias.

Ya en 2018, el Callao fue la segunda región con más afectados por metales pesados con 1671 pobladores expuestos a estos elementos tóxicos, pero en 2019 esta región recibió apenas 485 mil 370 soles de presupuesto para la atención médica. Tales recursos fueron destinados a la Dirección Regional de Salud del Callao y el Hospital Daniel Alcides Carrión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s